Frente al espejo

mujer frente al espejo

Me desperté sobresaltada bien pasada la medianoche, angustiada. La cama estaba empapada en sudor y la realidad volvía a cobrar forma ante mis ojos. Tenía que poner fin a este sufrimiento. Salí corriendo de aquella habitación y bajé al salón. Ahí estaba, frente al espejo, sujetando el viejo revólver de mi marido. Con las manos temblorosas lo apunté a mi sien y puse el dedo sobre el gatillo. Ya no había vuelta atrás. Conté hasta tres y, entonces, subí las escaleras de vuelta al dormitorio y le disparé.

Autor: P. Miralles
Año: 2011

Relatos relacionados

Frente al espejo
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!